Twitter

Twitter Puedes seguirme en Twitter desde twitter.com/Banthar.

RSS Feed

RSS Feed

Si te gustó el blog quizás quieras suscribirte para recibir actualizaciones.

El inminente cataclismo

Con el rugir de los temblores y la creciente inestabilidad de los cimientos de Azeroth, los miembros clave de la Horda y de la Alianza han comenzado a reunirse en Orgrimmar y Ventormenta con el fin de investigar la causa de estos disturbios. Los elementales están aterrorizando sin restricciones a los habitantes de Azeroth y claramente hay una presencia maligna que amenaza con destrozar la tierra. Han aparecido forasteros sospechosos en las ciudades capitales de la Horda y de la Alianza, quienes ofrecen explicaciones a los asustados ciudadanos acerca del fenómeno reciente; consejo: todo es pesimismo y tristeza.

Reunión de los líderes de la Alianza

Reunión de líderes de la Alianza

Rey Varian Wrynn: Estamos listos para continuar. Magni, tú has convocado esta reunión. ¿Qué te preocupa?

Rey Magni Barbabronce: Sin duda habrás notado la cadena de terremotos que hemos sufrido estas últimas semanas. Pasa algo raro con ellos.

Lady Jaina Valiente: ¿A qué te refieres?

Rey Magni Barbabronce: Los enanos tenemos una conexión con la tierra. Podemos sentir su dolor, y ahora mismo está gritando. Estos terremotos… Son naturales y antinaturales al mismo tiempo. Quería reunirme con vosotros para hablar de ellos.

Tyrande Susurravientos: En Darnassus también hemos percibido que la tierra está alterada.

Rey Magni Barbabronce: Me ha llegado un mensaje de mi hermano Brann desde Rasganorte. Mientras exploraba Ulduar se ha encontrado con unas tablillas poco comunes… Algo antiguo.

Rey Varian Wrynn: Nada bueno ha salido de ese horrible lugar.

Rey Magni Barbabronce: Quizá esto te haga cambiar de opinión. Brann me ha enviado las tablillas y ahora mismo estarán de camino. Los informes preliminares de la Liga de Expedicionarios dicen que podrían ayudarnos a entender qué pasa con los terremotos.

Manitas Mayor Mekkatorque: Nuestras mentes más brillantes han estudiado la actividad sísmica… Bueno, en rigor hemos estudiado la seguridad estructural de los edificios al mismo tiempo que simulamos corrimientos tectónicos…

Manitas Mayor Mekkatorque: …Por un lado, podría ser un artilugio muy útil, el “Sacudetrón 2000”. Por otro, lo último que queremos los gnomos es que las montañas de Dun Morogh se derrumben y aplasten Forjaz.

Lady Jaina Valiente: ¿Por eso has abandonado Forjaz?

Manitas Mayor Mekkatorque: ¡Ja! Nada más lejos, aunque es una gran coincidencia. Gnomeregan ha sido y sigue siendo una gran vergüenza para nuestra gente. Ya va siendo hora de que recuperemos nuestro hogar.

Rey Varian Wrynn: Bueno, está bien que las cosas hayan… ido a mejor para ti y para tu gente, Manitas Mayor. Pero no todos podemos permitirnos el lujo de coger nuestros reinos y llevárnoslos a otro sitio.

Profeta Velen: Y aquellos que sí nos lo permitimos sabemos lo peligrosos que pueden ser estos terremotos. A día de hoy el Exodar sigue temblando por nuestra abrupta llegada.

Lady Jaina Valiente: No creo que pudiéramos organizar a nuestra gente y marcharnos aunque quisiéramos. También nos han informado de unos elementales hostiles que han aparecido en nuestras tierras; a veces en pueblos, a veces en el campo. Es posible que el traslado no sea una opción.

Rey Magni Barbabronce: Bueno, al menos hay una pequeña buena noticia… Sin ofender, Gelbin. Los temblores parecen haber despertado al Anillo de la Tierra. Hasta los chamanes Martillo Salvaje nos han ofrecido su ayuda.

Tyrande Susurravientos: Quizá sean también estos acontecimientos los que han provocado que los Altonato salgan de Shen’dralar.

Profeta Velen: Es como si este mundo se estuviera viniendo abajo. Ya he visto estos síntomas antes, en Draenor… Puede que no podamos detenerlos. Quizá la mejor opción sea la huida.

Rey Varian Wrynn: La huida no es una opción que esté dispuesto a considerar en este momento. Encontraremos otra forma. A lo mejor estas tablillas de Ulduar esclarecerán la situación.

Lady Jaina Valiente: Espero que encontremos esas respuestas pronto. La gente tiene miedo y los cultores se aprovechan de ello.

Rey Varian Wrynn: Esos cultores no hacen más que agravar el problema. Predican el fin del mundo, o dicen que el mundo sufre los dolores del parto… Es una hipérbole que al pueblo le cuesta ignorar.

Tyrande Susurravientos: En verdad son tiempos difíciles. El miedo a lo desconocido impulsa a las personas a cometer estupideces.

Manitas Mayor Mekkatorque: Y nuestra falta de respuestas solo alimenta la confusión.

Rey Magni Barbabronce: Más razón todavía para que lleguemos al fondo del asunto. Esta tablilla de Ulduar nos conducirá en la dirección correcta. Brann está seguro. Y si Brann está seguro, yo estoy seguro.

Lady Jaina Valiente: Me cuidaré mucho de discutir sobre la tierra con un enano. Si los Barbabronce están seguros de que esta tablilla ayudará a solucionar los problemas de la tierra, entonces deberíamos apoyarlos sin dudarlo.

Reunión de los líderes de la Horda

Reunión de líderes de la Horda

Thrall: Comencemos.

Garrosh Grito Infernal: ¿No vamos a tener más testigos?

Thrall: No quiero hacer de esto un espectáculo. Semejantes frivolidades son costosas y solo obedecen a nuestra vanidad. Pero si deseas una celebración…

Garrosh Grito Infernal: No, Jefe de Guerra, es suficiente.

Thrall: Sabes que son tiempos difíciles para la Horda. Nuestros suministros escasean. Nuestras tierras son estériles. Nuestros guerreros necesitan descansar. Son tareas que debemos afrontar por el bien de la Horda.

Vol’jin: La gente eh’tá contenta con nueh’tro éxito en Rasganorte.

Garrosh Grito Infernal: ¿”Nuestro” éxito? Trol, no has tenido nada que ver en las victorias de la Horda en Rasganorte. Mientras yo lideraba a nuestros guerreros contra el Rey Exánime, tú no hiciste más que recuperar un puñado de islotes.

Vol’jin: Cuidado, joven. No…

Eitrigg: ¡Garrosh! ¡Vol’jin! Controlad vuestras lenguas. Tenemos problemas más importantes.

Vol’jin: Perdona mi arrebato, Jefe de Guerra. Por favor, continúa.

Thrall: A pesar de nuestro éxito en Rasganorte, nos enfrentamos a problemas muy serios que no podemos resolver solo con el hacha y la espada. Los terremotos sacuden todas las regiones. Los elementales asolan la provincia. Puedo oír cómo nuestra tierra, Azeroth, grita de agonía.

Garrosh Grito Infernal: Por eso debes partir.

Thrall: Sí, parto hacia Nagrand para estudiar los elementos del lugar. Ellos han visto y sufrido muchos de estos mismos síntomas.

Vol’jin: ¿Cuánto tiempo estarás fuera?

Thrall: Puede que tarde un tiempo en averiguar lo que debo. Confío en no ausentarme mucho, pero podría tardar semanas… o meses.

Thrall: En mi ausencia te nombro a ti, Garrosh Grito Infernal, líder de la Horda. Tienes la fuerza y el coraje que nuestra gente necesita para sobrevivir estos tiempos difíciles.

Garrosh Grito Infernal: Es un honor, Jefe de Guerra. Pero creo que esté preparado para llevar la vida de un gobernante.

Thrall: No estarás solo. Tendrás consejeros: Cairne, Eitrigg, Vol’jin. Ellos te guiarán.

Thrall: Y, aunque partiré en breve, yo también puedo instruirte.

Vol’jin: Una buena prueba sería que te encargaras de lo’ cultores. La gente tiene miedo. No saben qué eh’tá pasando.

Garrosh Grito Infernal: Pero ni siquiera nosotros sabemos lo que está pasando. ¿Deberíamos capturar a los cultores y forzar su silencio? La gente podría montar en cólera… Pero no podemos permitir que las sectas extiendan el miedo y las mentiras…

Eitrigg: Ya estás pensando como un líder, Garrosh. Debes observar el problema desde todas las perspectivas. Consulta con tus consejeros y actúa con seguridad.

Thrall: Te ayudarán, Garrosh, al igual que yo. Encontraré las respuestas que necesitamos para aliviar el miedo de la gente y calmar a los elementos.

Garrosh Grito Infernal: No te fallaré, Jefe de Guerra. Gobernaré lo mejor que pueda, y consultaré con los consejeros que me recomiendas. Sé que me otorgas un gran honor, y me esforzaré en ser digno del mismo.

Thrall: Entonces no hay más que hablar.

Thrall: Que todo lo que hagas sea por el bien de la Horda.

Vol’jin: ¡Por la Ho’da!

Eitrigg: ¡Por la Horda!


Publicado por Banthar en World of Warcraft el 3 noviembre 2010.

Puedes enlazar a este artículo para compartirlo | Comentarios via RSS

«
»

3 Comentarios

 1 
Jamonhunter (3-11-2010 )

Genial! ahora todos los líderes están juntitos… Alguien quiere un oso?

 2 
Banthar (3-11-2010 )

Echo de menos a dos líderes de la Horda, puedo entender que Sylvanas Brisaveloz no haya sido convocada pero sí debería estar Cairne Pezuña de Sangre.

 3 
Jamonhunter (3-11-2010 )

Lo decia por la alianza, y en la horda ya estamos viendo qué diferencias y problemas va a haber entre Garrosh y el resto de líderes.

Deja un comentario

Nombre (*)

Email (no será publicado) (*)

Dirección web

Comentario

© 2008-2010 Banthar by http://www.banthar.com is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España License. Any trademarks, service marks, or similar marks or rights mentioned in any game listing or other material on this site are the property of their respective owners. Powered by WordPress. Banthar es un blog sobre juegos de rol multijugador masivos en línea o MMORPG (Massively multiplayer online role-playing game) como World of Warcraft, Guild Wars, Aion Online y The Lord of the Rings Online.